lunes, 3 de junio de 2013

Siguiendo la misma línea


No es necesario nombrar a ciertas cosas para poder mencionarlas.


El revés de cada palabra silenciada hoy se torna más letal que el que las esgrimidamente dichas.



Y nuevamente serán las certezas las que más desconcierten, anhelándose lo incierto, en lo que, de una forma u otra, todo estaba protegido.





Share/Bookmark